Cine y TV

Fin de la sexta temporada de Dexter

A poco y nada nos han sabido los 12 episodios de la magnifica quinta temporada de Dexter, el asesino serial que de día trabaja como forense experto en fluídos sanguíneos y que de noche recorre una sórdida Miami para cazar y dar muerte a asesinos que han burlado a la justicia.

El final de esta temporada, centrada en el Asesino del Día del Juicio (una demencial pareja interpretada con buen oficio por Edward James Olmos y el sorprendente Colin Hanks) nos ha dejado (hay que reconocerlo) sin aliento…

[ALERTA DE SPOILER]

Para esta sexta temporada (que se basó, esencialmente, en la religión y la espiritualidad, y en el que la religión no sale muy bien parada, hay que decirlo), quedo bajo las aguas un tema mayor, y que hasta ahora había sido muy poco explorado: la relación entre Dexter (Michael C. Hall) y su hermana Debra Morgan (Jennifer Carpenter).

Como se recuerdan, Dexter y Debra son medios hermanos (Dexter es fruto de una relación extramarital), pero Debra cree que se trata de un hijo adoptado. Hasta ahora, la relación de ambos se había mantenido en términos saludables, pero con el ascenso de Debra, su necesidad de Dexter se hizo mayor, y las visitas a una terapeuta la han llevado a descubrir su deseo latente y nada inocente por su hermano.

Ese tema ya era suficiente para pensar que la serie en su séptima temporada tenía que obligarse a un giro en la relación de ambos personajes… pero lo que Debra ha visto en la iglesia abandonada al final del último episodio, sencillamente va a demoler los cimientos de la serie.

¿Qué va a ocurrir ahora? Aceptamos conjeturas.