Libros

Fogwill escribe tres novelas mientras se publica compilación de cuentos

El mundo Fogwill es un universo particular. Su literatura lo delata: detrás de relatos como “Los pichiciegos” debe haber un escritor particular, con una vida particular o, al menos, con un sistema de producción literaria particular. En su “madriguera” escribe tres novelas a la vez mientras aguarda la publicación de sus “Cuentos completos”.

Vamos por partes: los cuentos. “Cuentos completos” de editorial Alfaguara es una compilación de 21 cuentos que el propio escritor describe de la siguiente forma: “Son los cuentos que yo quería escribir: dicen algo de mi relación con la lengua y con la literatura”.

¿Como es esa relación entre la lengua y la literatura? “Cuando yo asumí a Borges como paradigma ya sabía que no iba a ser Borges. No fui un paso más allá. No descubrí nada. Pero exploté bien la oportunidad […] Escribí el destape 10 años antes del destape. Fui el primer tipo de la historia de la literatura que puso un consolador eléctrico en un texto literario. Y además, el destape filosófico. Yo fui el primer escritor de la reaganomics, o sea, de la caída de cualquier anclaje real de las utopías comunistas. No hubo una literatura más militantemente posmoderna que la mía de 1978” afirma Fogwill.

En cuanto a sus novelas en producción, una de ellas está terminada, aunque afirma que le gustaría reescribirla para corregirla, mientras trabaja en las otras dos: “A dos las estoy escribiendo, a la otra la tengo terminada pero no me satisface y siempre pienso que si pudiera corregirla y reescribirla como si fuera un idiota, a lo mejor me gano un Premio Herralde” sostiene Fogwill.

Un personaje literario entrañable y lleno de contrastes al igual que su literatura que afirma que “no podría escribir como vengo escribiendo desde hace veinte años si no tuviera cinco hijos, rencor por las cagadas que hice con mi vida y con las de los demás, enemistad con el orden social o un conocimiento ya hastiado de ciencias sociales. Tampoco si tuviera una esposa que te sigue con un trapo, te cocina rico especialmente, te trae regalitos…“.

Fuente: elpais | Imagen: todalavidaradio