Cine y TV

Francia no enjuiciará a Lars Von Triers

Seis meses después de sus polémicas bromas sobre el nazismo, el director belga Lars Von Trier puede estar tranquilo: los juzgados franceses han aceptado sus disculpas y archivado la causa que pendía sobre él.

Como se recuerda, el director de Anticristo se ha convertido en el primer cineasta cuyo filme gana la Palma de Oro de Cannes y al mismo tiempo es declarado persona non grata por los organizadores del Festival. Un caso para incluir en los cursos de historia cinematográfica.

Lars Von Trier había bromeado sobre su interés en la estética nazi durante la rueda de prensa de la presentación, en mayo, de su filme Melancolía: “¿Qué puedo decir? Entiendo a Hitler. Creo que hizo algunas cosas malas, sí absolutamente, pero puedo verle sentado en su búnker al final”, dijo para escándalo de los periodistas y de la protagonista de su filme, Kirsten Dunst.

No contento con ello, el director de Breaking the waves agregó: “Creo que entiendo al hombre. No es lo que llamarías un buen tipo, pero entiendo muchas cosas de él y simpatizo con él un poquito. No estoy a favor de la Segunda Guerra Mundial y no estoy en contra de los judíos”, entre bromas acerca de la Solución final, los judíos e Israel.

Tras ser virtualmente expulsado del Festival, Lars Von Trier ha estado sujeto a una investigación de parte de los juzgados franceses para determinar si había caído no en la justificación de crímenes de guerra, un cargo que se castiga hasta con cinco años de cárcel.

Finalmente, la justicia francesa ha desestimado la causa: considera que ha “recibido sus más sinceras disculpas” y “no se procederá más allá en este asunto”, pues “no hubo intención por parte del Señor Von Trier en justificar crímenes de guerra”, con la atenuante de que “se expresó en un idioma del cual no es nativo y bajo mucho estrés”.