Cine y TV

Furia de Titanes

Este miércoles llegó a las pantallas españolas el último artefacto 3D de Hollywood: el remake de Furia de Titanes (1981), aquella cinta cuyo único mérito a la larga fue el de ser la última producción que disfrutó de los efectos miniatura de Ray Harryhausen, el maestro de la animación cuadro por cuadro.

Furia de Titanes (Louis Leterrier, 2010) es el innecesario remake de aquella, que para amarrar la taquilla se sube al carrusel de los efectos en tercera dimensión, la moda a la que parece están obligados todos los tanques dirigidos a la gran familia.

Las primeras reseñas hablan de ciertas deficiencias técnicas que oscurecen excesivamente la pantalla o atentan contra las dimensiones de los personajes.

Al parecer, también la mitología brilla por su ausencia, y la trama de esta nueva versión se aleja despreocupadamente de los mitos originales. Perseo es una suerte de sicario de Hades, y va matando monstruos y criaturas, adquiriendo armas y poderes, como cualquier personaje de vídeo juego.

Imagen: El País