Bienestar

Gimnasia en la pausa para el café

image

El ritmo de vida actual no nos deja tiempo ni para respirar. Muchas veces, cuando nos vamos a la cama, tenemos la sensación de haber estado todo el día en tensión, corriendo de un lado para otro. Y esto ocurre también aunque nuestro trabajo no sea especialmente físico. Las personas que se pasan más de ocho horas al día en una oficina, delante de un ordenador, acumulan una gran cantidad de tensión, especialmente si su postura no es la adecuada. Esto puede causar dolores musculares y malestar.

Por este motivo se creó el Stretching Pause, una técnica que muchas empresas han adoptado para mejorar el bienestar de sus empleados en el  tiempo que dura la pausa para el café. Se trata de una sesión de ejercicios físicos compensatorios de bajo impacto desempeñados por los trabajadores, con una duración de 10 a 15 minutos, que actúan de forma preventiva y terapéutica.

El Stretching Pause tiene como objetivo general aliviar las estructuras físicas más utilizadas durante el trabajo y activar las que no son requeridas mediante estiramientos. Esto ayuda a prevenir lesiones músculo-esqueléticas y articulares, producidas por malos hábitos y movimientos repetitivos que ejecutan en la jornada de trabajo.

Es beneficioso también para ayudar a disminuir el estrés mental de los trabajadores, ya que los estiramientos van acompañados de ejercicios de respiración y relajación. Además, realizar esta actividad en mitad de la jornada laboral, junto a los compañeros, relaja tensiones y fomenta las relaciones personales. Una actividad perfecta para aumentar nuestro bienestar en el trabajo y sentirnos mejor al llegar a casa.