Libros

Hitler, el lector

Adolf Hitler pasó a la historia por ser uno de los dictadores más crueles del siglo XX. Su línea de pensamiento extremista ha sido objeto de estudio por varios entendidos en la materia. Una de las formas de abordar este estudio es a través del hábito de lectura del Führer.

Somos lo que comemos, pero también lo que leemos. Al menos esa es la orientación que toman varios estudios acerca de la personalidad y la ideología política de uno de los personajes históricos del siglo XX, Adolf Hitler. Se sabe que el Führer era un gran lector y son varios los análisis que investigan que influencias tuvieron ciertas lecturas en su doctrina de pensamiento e ideología política. En su biblioteca se hallaron libros del Shakespeare, Jünger, Ibsen, Kant, Maquiavelo, Cervantes y Gracián.

Dos libros de ensayo abarcan la biblioteca de Hitler y sus hábitos de lectura como objeto de estudio. “Los libros del gran dictador” de Thomas W. Ryback (editorial Destino) trabaja a partir de la sección de libros raros de la Biblioteca del Congreso de Washington (el investigador afirma haber encontrado un pelo negro de bigote entre las páginas de uno de estos libros). Por otra parte “Libros para el Führer” de Juan Baribar López trabaja a partir de cuestiones de especial interés desde una perspectiva española.

En las páginas de estos ensayos se encuentran citas textuales del propio Hitler hablando sobre ciertos libros entre las que sobresale una en la que hace mención a los westerns de Karl May. Referencias a autores, vínculos entre la literatura y sus subordinados e influencias directas de escritores pasados y un poco de historia sobre la biblioteca del dictador son algunos de los aspectos que abarcan estas dos investigaciones.

Fuente: lavanguardia