Cine y TV

Hollywood tiene un nuevo villano: el capitalismo

A tono con los tiempos que corren, el mainstream siempre encuentra un enemigo común: primero fueron las hordas de niños con consciencia común e indistinguibles, los usurpadores de cuerpos, los sombríos generales rusos de sombreros de piel de oso, y todos esos adalides del comunismo. Después, en generosas cascada, vendrían los chinos, los vietnamitas, los latinos, los afganos, los árabes, los narcos colombianos, los narcos rusos, los terroristas islámicos…

hollywood-tiene-un-nuevo-villano-el-capitalismo

Y, hay que reconocerlo, esta vez, el nuevo rostro del enemigo común que alimenta los odios dirigidos por Hollywood es la mar de original: el capitalismo.

Por lo menos así se desprende de los dos estrenos que dan de aque hablar en los diarios, obras de un par de los cineastas más controversiales de la industria del entretenimiento norteamericana: Oliver Stone y Michael Moore.

Stone promciona su South of the border, un biopic y entrevista con el presidente bolivariano Hugo Chávez, el hombre que ha divido a Venezuela y a la opinión pública con un estilo más bien peculiar de gobernar (y cuyas últimas acciones tienen a la televisión en el ojo de la mira).

Moore ha estado en Venecia con su último documental: Capitalismo: una historia de amor. Una crónica sobre las causas, efectos y culpables de la última crisis económica, teñida de su habitual sentido del humor y sis tesis simplistas, pero acertadas.

Lo curioso es que estos títulos (que son la fuente de a que bebe la ola de nueva corrección política en la que las siniestras corporaciones son los enemigos del hombre de la calle) podrían no verse en los Estados Unidos, pues ni Stone ni Moore tiene asegurado un distribuidor local para sus películas rojillas.

Fuente | The Atlantic

Imagen | Desmontando Hollywood