Música y Teatro

“Israelites”, o como un jamaicano llegó al número 1

Israelites O Como Un Jamaicano Llego Al Numero 1Muchos ya lo habían acariciado, incluso él mismo. Aquella curiosa música con un atípico rasguido de guitarra marcando un ritmo machacante y continuo, pero con una riqueza de armonías que se debatía por todos los otros ámbitos de sus canciones había conseguido hacerse un pequeño lugar dentro de las aficiones de los británicos. Al fin y al cabo, ellos siempre fueron unos grandes aficionados a la música que los afroamericanos tuvieron para ofrecerles. Si el soul se escuchaba a raudales en los clubes británicos, ¿por qué no iba a andar bien entonces aquella novedosa música jamaicana?

Así es como durante el año 1969 se produjo el primer gran hito de las sonoridades de una pequeña isla caribeña por fuera de sus fronteras: un muchacho originalmente llamado Desmond Adolphus Dacres, más conocido por el mundo como Desmond Dekker, ídolo y referente de los rude boys jamaicanos, que ya conocía de qué se trataba eso de la inserción en los charts ingleses, logró lo que nadie habia podido hasta el momento: conseguir el número 1 . ¿La canción? La fabulosa “Israelites” (Puedes descargarla desde aquí).

Si bien “007 (Shanty Town)”, su anterior hit y una de sus canciones más populares, había surcado las primeras posiciones de los rankings británicos, “Israelites” fue el salto definitivo de un artista de las islas de Jamaica a las otras, las más importantes de la música por aquel entonces. Y no es de extrañar que esto haya sucedido. Es que “Israelites” tiene todos los componentes para ser un éxito: una interpretación vocal majestuosa, la calidez de la guitarra a contratiempo, un ritmo pegazido y cadencioso, unos coros perfectos y una progresión melódica que sería la envidia de más de uno. Y ni siquiera hemos hecho mención a la letra que roza tópicos con la esclavitud y el gangsterismo.

Así, “Israelites” no tardó en convertirse en un hit absoluto en el Reino Unido, haciendo que afroamericanos y anglosajones bailen todos juntos con el cálido ritmo del skinhead reggae o bluebeat, que era como se llamaban al ska, el rocksteady o simplemente al early reggae allá en Inglaterra por aquellos años. Luego llegaría la muerte de Leslie Kong (su representante), sus años de declive y mucho mucho tiempo después (en 2006) su muerte. Pero todos recordarán aquel 1969 como el año de la invasión de los charts ingleses por parte del reggae. Y Dekker fue un gran culpable de todo eso.

httpv://www.youtube.com/watch?v=r5JHGi0awgc

Fuentes e imagen: Martini & Jopparelli | Word Yard