Libros

J.K. Rowling rompe con su agente

at a press conference to promote her "Open Book Tour". Kodak Theatre, Hollywood, CA. 10-15-07

Los cuentos de  hadas parecen que existir sólo en las sagas infantiles, y uno de los más célebres e el mundo de la edición acaba de llegar, abruptamente, a su fin. La autora de Harry Potter ha terminado, en muy malos términos y con abogados de por medio, con su relación con su agente, Christopher Little.

Según cuenta la leyenda, Little firmó a una escritora llamada Joanne Rowling, en 1995. Se trataba de una chica en una situación desesperada: recién divorciada y con una bebé de seis meses. El agente le consiguió un contrato con Scholastic Press por 100 mil libras esterlinas, por la primera entrega de Harry Potter. Ambos hicieron ricos al otro (gracias a 500 mil millones de ejemplares vendidos en todo el mundo), pero ahora todo ha terminado.

Little acaba de emprender una acción legal contra la Rowling, al enterarse de que la escritora firmó con The Blair Partnership, una nueva agencia literaria fundada por Neil Blair, ex socio de Little.

“Fue algo que salió de la nada. Lo tomó por sorpresa, por decir lo menos. Tiene contratos con Rowling y también con Neil. Por ahora estudia sus opciones”, ha dicho el vocero de Little.

Fuente | La Jornada