Cine y TV

‘Jack Ryan: Operación sombra’ contra todo pronóstico

Póster 'Jack Ryan: Operación Sombra'El pasado 31 de enero llegaba a nuestros cines ‘Jack Ryan: Operación sombra’, una película basada en el personaje de Tom Clancy y con un equipo que invitaba a esperar una cinta de acción de buena factura. Nada más lejos de la realidad. Sin ser un absoluto desastre, la verdad es que la película decepciona en casi todos los aspectos.

Acudí al cine a ver ‘Jack Ryan: Operación sombra’ tremendamente ilusionado. Me gustan las películas de acción y me gustan las historias de espionaje, conspiraciones, estrategias geopolíticas, etc… Además, esta cinta aunaba a dos profesionales del cine por los que siento una especial simpatía, admiración y respeto por su trabajo: El director/actor Kennet Branagh y el actor Kevin Costner. Además completaban la ecuación otros dos actores con los que generalmente me he sentido satisfecho, Chris Pine y Keira Knightley. Quizás no con poca inocencia, pensé que la confluencia de todos esos factores iba a dar como resultado la, al menos para mí, película de espías definitiva. Todo apuntaba a que lo que saliera de allí me iba a encantar. Pues, como pasa muchas veces, la vida nos da sorpresas y contra todo pronóstico no fue así.

Imágen 'Jack Ryan: Operación Sombra'Un buen director, personal y talentoso, una referencia argumental asentada y definida, unos actores veteranos y queridos por el púbico. Me apena pensar que teniendo, a priori, todos estos putos a favor, resultaba casi más difícil hacerlo mal que hacerlo bien.

Jack Ryan es un personaje creado por el escritor Tom Clancy y que ya ha sido interpretado anteriormente en el cine por Alec Baldwin (‘La caza del octubre rojo’ – 1990), Harrison Ford (‘Juego de patriotas’ – 1992 y ‘Peligro inminente’ 1994) y Ben Affleck (‘Pánico Núclear’ – 2002). En esta historia nos lo presentan como un estudiante de ciencias empresariales que, conmovido por el atentado del 11 de septiembre contra Nueva York, decide alistarse en los Marines. Herido en acto de servicio, la CIA le recluta para trabajar infiltrado como analista financiero y descubrir cualquier posible uso delictivo de capitales. Desde esta posición, Ryan se verá obligado a viajar a Moscú para desmantelar una conspiración terrorista destinada a hundir la economía de Estados Unidos devaluando el dólar.  Desgraciadamente para Ryan, su esposa, que cree que este se comporta de forma extraña porque tiene una aventura, le sigue hasta allí.

Imágen 'Jack Ryan: Operación Sombra'Argumentalmente hablando, no hay por donde cogerla. Aunque el inicio de la historia es interesante y logra captar la atención del espectador, después de la escena de la bañera la cosa empieza a ir para abajo. La subtrama de Ryan con su mujer se entremezcla con la trama principal del espionaje, dándole un protagonismo excesivo en el desarrollo de los acontecimientos, que resulta poco verosímil y fuera de lugar. Tratar de contar una historia de espías a través de una relación matrimonial puede funcionar en clave de comedia en ‘Mentiras arriesgadas’ (1994), pero aquí roza el ridículo. A esto hay que añadirle un villano que, pareciendo un tipo inteligente, peligroso y que va siempre un paso por delante, se desdibuja representando casi una amenaza nula para el protagonista. La forma en la que Ryan resuelve el caso al final, pasando por encima de la tecnología punta de la CIA para encontrar la pista definitiva en Facebook, es la guinda para acabar de desconectar completamente al espectador.

Llego a la conclusión de que profesionales con talento como Kenneth Branagh o M. Night Shyamalan, a veces se encuentran en situaciones en las que, como todos, necesitan aceptar encargos para ingresar y dejan al genio creativo en casa. Creo que ‘Jack Ryan: Operación sombra’ podría ser un ejemplo. Teniendo las herramientas para ser una gran película, parece haber sido hecha sin el menor esfuerzo, contra todo pronóstico.

2 estrellas2

Título original: Jack Ryan: Shadow Recruit. Dirección: Kenneth Branagh.  País: USA.  Año: 2014.  Duración: 106 min. Género: Acción. Estreno en España: 31 Enero 2014.