Cine y TV

Kazajistán enmienda la plana a Borat

Borat, la desalmada película de Sacha Baron, estrenada en el 2006, sobre un periodista del medio oriente que visita los Estados Unidos para hacer un documental sobre la vida norteamericana, y que no deja títere con cabeza ni allá ni acá, será objeto de una secuela, aunque no será el cómico nortearicano quien la va a realizar, sino un cineasta kazajo.

Borat, provocó en su momento la furia del cineasta Erkin Rakishev, ciudadano de Kazajistaní, por la imagen que daba de su país, y se decidió a filmar una contrasecuela: Borat, mi hermano.

La idea de Rakishev es borrar la mala imagen que de su país ofreció Sacha Baron, pues considera que los kazajos no pueden ir por el mundo sintiendo vergüenza al decir de donde provienen.

Borat, mi hermano sigue los mismos pasos de la película de Sacha Baron, pero a la inversa: tras ver la cinta Borat, un periodista norteamericano llamado John viaja a Kazajistán para comprobar lo verídico del poco amable retrato que hizo Sacha Baron. John no encuentra el pueblo ficticio donde ocurre Borat, pero si una moderna y próspera ciudad, y a Bilo, el hermano retrasado mental de Borat, en un psiquiátrico “junto con Osama Bin Laden y George W. Bush y así es como empieza la película”, describe Rasishev.

Mi hermano Borat será estrenada el año próximo.

Fuente | BBC