Cine y TV

¿Y al final, qué fue de Kony 2012?

Hace unas semanas hablamos del vídeo de la campaña Kony 2012, un documental que tenía la intención (o eso nos decían sus creadores, la ONG Invisible Childrens) de detener a uno de los peores criminales de guerra en activo, Joseph Kony, un mercenario que asolaba el corazón de África reclutando niños para su ejército personal.

Bajo el lema “Nada es más poderoso que una idea” el vídeo presentaba el desolador panorama de África Central, asolado por las guerras intestinas, y el drama particular del LRA (Ejército de Resistencia del Señor), de Joseph Kony, una sangrienta guerrilla armada con la leva de cientos de niños obligados a perpetrar los más innombrables actos.

El vídeo tuvo una enorme respuesta de parte de Internet (88 millones de visitas según su contador de YouTube), y un gran eco en las redes sociales. La parte más importante del proyecto era que se llamaba a tomar acciones reales este 20 de abril pasado: colocar cárteles, fotos y todo tipo de material de denuncia en todas las calles del mundo para crear una presión global que hiciese a los gobiernos actuar para frenar al criminal y sus secuaces, y liberar a los niños soldados.

Pero, según destaca la prensa, este 20 de abril Kony ni siquiera apareció en los trending topics de Twitter, ya no digamos que los carteles y las fotos en las calles del mundo no se hicieron visibles.

¿Las redes sociales tienen la memoria corta hasta para las buenas causas? Lo cierto es que poco ayudó a la campaña que se cuestionase su integridad, que su principal promotor enloqueciera y el hecho de que Joseph Kony haya abandonado Uganda hace más de seis años…