Cine y TV

La animación ya no es un juego de niños

En esta última década el cine de animación ha avanzado de forma estrepitosa. Tiempo atrás hubiera sido increíble que la Academia de Hollywood creara una categoría especial, más que merecida, para esta variante del séptimo arte.

Generalmente, estas películas infantiles recaudan millones de dólares de taquilla ¿Infantiles? Si bien, aún muchos opinan que lo son porque consideran que están orientadas hacia los pequeños de la casa, definitivamente se equivocan.

La realidad es que el cine de animación ya ha dejado de ser exclusivamente para niños, quizás simplemente nunca lo fue ¿O acaso las primeras películas de Disney, como “Blancanieves”, “La bella durmiente” o “Cenicienta”, no recrean cuentos clásicos infantiles que esconden una doble lectura?

Estas producciones animadas trascienden gracias a la tecnología los límites conocidos e ideológicamente cada vez se vuelven más contestatarias, reflejando conflictos reales.

Cuentos antes, hoy películas, en el futuro quién sabe con qué disfraz artístico se trasmitirán los arquetipos colectivos que se encuentran forjados en el imaginario cultural del hombre.