Libros

La bibliotecaria de Auschwitz

Antonio Iturbe presenta su más reciente obra: una novela en la que se mezclan la realidad histórica y la ficción para dar vida a una parábola sobre la esperanza: La bibliotecaria de Auschwitz, editada por Planeta.

Basada en un personaje real.

Iturbe narra en este libro la historia de Dita Adlerova, una niña de 14 años que tomó en sus manos la organización de una biblioteca clandestina en el lugar del mayor desespero: el barracón 31 del campo de concentración de Auschwitz. La biblioteca, cuenta Iturbe, era el centro de  la improvisada escuela montada por los prisioneros.

Eso es lo que le contado al autor Adlerova, que a sus 82 años vive actualmente  en Israel, y cuya biografía podría resumirse en una frase: “Si no hay una cultura que nos eleve del suelo y nos haga volar, nada vale la pena”.

En la tercera novela de Iturbe, se eleva un canto a la resistencia humana, y se nos habla del valor de la cultura: “Un libro no se come ni te salva de la cámara de gas, pero te hace vivir, porque en un momento en el que la gente está atrapada en la desesperanza y la desilusión, arrancar una sonrisa a un niño es una gasolina tremenda”.

Una biblioteca de 8 volúmenes

La biblioteca defendida por Dita Adlerova sólo tenía ocho volúmenes: Atlas universal, Breve historia del mundo, Gramática rus’, El conde de Montecristo, Tratado elemental de geometría, ‘Las aventuras del bravo soldado, Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica y Novela rusa. Con ellos, Dita intentó dar a los niños en el campo un sentido de la normalidad.

Imagen | Finanzas