Cine y TV

La crisis de Telecinco

La Crisis De TelecincoFebrero ha sido un mes terrible para la cadena española, otrora líder de audiencia y beneficios: su cuota de pantalla cayó 7 décimas, dejándola en 14,9, y muy por debajo de “La 1″ (17) y Antena 3 (15,4); el mismo resultado que la televisora había obtenido en el bache olímpico de agosto del 2008. La crisis se ha reflejado incluso en la Bolsa, donde los títulos de Telecinco han caído 3,53%.

¿Cómo es que la cadena responsable de mucho de lo mejor de la televisión española (Aída, CQC, 7 vida, Periodistas, El Informal, Los Serrano y Crónicas Marcianas) ha llegado a este punto?

Por una parte, es la natural consecuencia del nuevo perfil del negocio televisivo: la audiencia se ha fragmentado ante la oferta de nuevas plataformas (canales de pago, TDT, televisión via web y descargas). Y por otro lado, es el fruto de apostar por una visión anquilosada del negocio (del que el debate con YouTube sólo fue una muestra).

Telecinco dejo su mejor baza (una televisión de alta calidad y cierto sesgo de alta cultura) por los realities y el tomate, cuando ni los gran hermano ni los chimentos dan más de sí; maltrato en nombre de la contraprogramación a Aída y congeló uno de sus productos más interesantes: su versión de la serie argentina Hermanos y detectives, y terminó por desbarrancar al llenar a sus informativos de noticias amarillentas… La mala suerte de us productos tuvo este viernes pasado otra de sus víctimas: La séptima silla, el ciclo de debates conducido por Sandra Barneda, tuvo su debut y despedida ante los pobres resultados de audiencia.

¿La vuelta de Javier Sardá podrá salvarlos?

Fuente | El guionista Hastiado