Cine y TV

La decepción de The Walking Dead

A pesar de los buenos resultados de audiencia con los que la segunda temporada de The Walking Dead ha aterrizado en España en la Sexta, no auguramos un buen futuro para la serie basada en el comic de Robert Kirkman y Tony Moore, vistas las primeras seis emisiones de esta segunda entrega, y donde brillan por su ausencia los atractivos de la historieta original, y la sensación de marasmo e inercia es cada vez más notoria.

Parece pesar la ausencia del creador de la serie, el director Frank Darabont y las limitaciones de presupuesto por las que fue echado de esta adaptación de los días postreros a una Apocalipsis zombi en las inmediaciones de Atlanta.

Y es que no sólo se ha entorpecido el desarrollo de la trama (a tres bandas en la perdida de una niña del grupo, la estadía en la granja y [SPOILER ALERT] el embarazo de Lori), con situaciones endebles, regresos y vueltas sobre lo mismo que nos ha dado una y otra vez la misma variación: a)sobrevivientes ingresan en nuevo territorio, b)los persiguen los zombis y c)matan a los zombis.

Además, se ha descuidado el trazo de los personajes, que en esta segunda temporada se revelan más unidimensionales de lo que sospechábamos. Es imposible involucrarse con actores que no pasan del acento sureño y el ceño fruncido en su escala de emociones.

En esta segunda temporada de The Walking Dead todo ocurre con tal lentitud y sin rumbo que uno siente que la serie no sólo va de zombis: también parece que ellos la producen.

  • Eliuthramirez

    Exacto, mas de tres episodios buscando a la estúpida niña perdida que no tiene mayor trascendencia pues cuando la encuentren que sucederá ?; así como el niño herido, cuando se recupere que ? , seguirán su camino perseguidos por zombies y matándolos, no tiene sentido es una porquería la segunda temporada.

  • http://twitter.com/0scarLuviano Oscar Luviano

    Bueno, hay que reconocer que una vez que la encontraron, la cosa fue terrible…