Cine y TV

La DGT va a por Tom y Julia

En una decisión sorprendente y (nos parece) temeraria, la Dirección General de Tráfico se ha pasado por alto el estatus de estrellas internaciones y (como debe ser) ha multado severamente a Tom Hanks y Julia Roberts por no usar casco de protección al conducir una moto… en un cartel promocional.

Una marca española para anotar en los cursos de cine.

En el cartel de Larry Crowne, que puede verse en todas partes, se ve a los protagonistas del filme, Tom Hnaks y Julia Roberts, en feliz escena, sonrientes, a bordo de una moto. Ella detrás de él. Ambos, sin embargo, no llevan el casco reglamentario exigido por la normativa de tránsito. El punto se recrudece pues, en ciertas versiones del cartel, se ve que Tom y Julia son seguidos por una corte de motoristas:: todos ellos, sí, con casco.

Han sido 30.000 euros los que Tripictures, distribuidora del filme, tendrá que pagar como multa por este cartel publicitario, bajo el cargo de “promocionar conductas temerarias”, a juicio de la DGT, pues en el artículo 52 de la Ley de Tráfico se prohíbe “la publicidad en relación con vehículos a motor que ofrezca en su argumentación escrita o verbal, en sus elementos sonoros o en sus imágenes, incitación a la velocidad excesiva, a la conducción temeraria, a situaciones de peligro”.

Desde 1985, año en que entró en vigor esta normativa, la DGT ha tramitado 230 expedientes en relación a publicidades que caen en la misma violación.

Tres de cada cuatro motoristas accidentados mueren a causa de las lesiones provocadas en la cabeza. El uso del caso aumenta la probabilidad de sobrevivencia en un 20 por ciento.