Cine y TV

La familia Griffin se cuela en el universo Disney

En el inició de su octava temporada, Seth McFarlane se la juega de nuevo, y envía a los protagonistas de Family Guy (Padre de Familia, su exitosa serie de la Fox) al Universo Disney.

El choque es de resultados realmente bizarros.

httpv://www.youtube.com/watch?v=gPcOZlFpH6M

Stewie, el siniestro bebé, se convierte en un dulce pequeño de rizos que proclama “Me siento tan dulce“, y su compañero, el perro parlante Brian se metamorfoseo en uno de los protagonistas de La Dama y el Vagabundo.

Dentro de una casa, reconvertida en una pelirroja a lo La bella y la bestia, Lois hornea felices pasteles, y Peter, el repulsivo pater familia, llega para degustarlos hecho un Gepetto volador. Afuera, una mezcla de Chris y de Winnie Poo se relame de dulce miel, y la amarga y sensata Meg luce como la pulposa villana de La Sirenita.

Y todos juntos entonan una espantosa canción, en la mejor tradición de la factoría de Mickey Mouse.

Desde luego, McFarlane no puede con su genio, y toda la idílica secuencia se va al drenaje cuando hace su apirición el vecino judio… Una referencia al comportamiento de Wlat Disney durante los años oscuros del Macartismo.