Libros

La lectura y la crisis (I)

La Lectura Y La Crisis I

Parece que la crisis es casi el único tema que tenemos los españoles. Los informativos dedican cada día más minutos a describirla. Los políticos proponen soluciones más o menos creíbles y los expertos las rebaten o apoyan. El punto es que la sensación que se genera en las personas es de un agobio importante. Porque la crisis es real, y en muchísimas familias tiene un impacto directo en el día a día. La depresión es una enfermedad que crece en estas situaciones de un modo alarmante, y en cada caso individual entorpece las posibilidades de encontrar soluciones.

¿Y que tiene que ver la lectura? Pues tiene mucho que ver para ayudarnos a dimensionar en nuestro caso la realidad de lo que estamos viviendo. Ni para evadir ni para minimizar, pero sí para entender. Y no me refiero a que nos dediquemos a leer de economía para comprender las causas. Me refiero a comprender en nuestras vidas este impacto, y darle una dimensión real.

No estoy recomendando ni mucho menos la lectura de libros de autoayuda, que desde mi punto de vista son claras ayudas para quienes los escriben y para las editoriales. Muy poco más que eso es lo que sacamos de un sinfín de lugares comunes y cosas obvias.

Pero tal vez el conocer la realidad de situaciones similares y cómo se salió de ellas, nos ayude. La historia es una herramienta fundamental, y es un tipo de lectura que es muy recomendable. Cuanto menos sabemos más fácil nos engañamos y más fácil nos engañan. Las visiones apocalípticas que a veces nos muestran (y no me refiero a los informativos) son fácilmente rebatibles.

Una buena lectura nos aleja de ese agobio que la situación nos está produciendo, y por qué no, nos puede alejar de una depresión secundaria a este pesimismo generalizado.

Imagen: flickr.com