Cine y TVLibros

La Lisbeth Salander de Fincher es demasiado

Muy pocas van a ser capaces de reconocer a la apocada ex novia del Mark Zuckerberg de The Social Network en la glacial y agresiva, tatuada y en ropa sadomaso, Lisbeth Salander del remake de la saga Millennium (basada en las novelas de Stieg Larson), la hacker ayudante del detective progre, y absoluta protagonista de estas historias de abuso, asesinato y venganza con muchos aspectos de depravación sexual (de parte de los malos y de los buenos).

Aunque para algunos, esta Lisbeth Salander está más cercana a la idea original de Larsson, la escuálida, pálida y con aspecto de síndrome de abstinencia Rooney Mara no parece un pelín exagerada en su rol de Terminator femenino en pos de abusadores.

Lo que, al parecer, no está tan cerca del espíritu del original es el guión de la primera entrega, The girl with the dragon tattoo, a ser dirigida por David Fincher, el mismo director de La red social. Según algunas versiones, el guión se aparta de la trama, del diseño de los personajes (la Salander es, como salta a la vista más agresiva) y el final cambia del todo. “Esto va a suponer un sacrilegio para muchos, pero Zaillian ha mejorado a Larsson: el final del guión es más interesante”, han dicho los responsables del filme.

The girl with the dragon tattoo se estrena en diciembre.

Fuente | El País