Libros

La literatura detrás de Julian Assange

Wikileaks marca, sin duda, un antes y un después en lo que se refiere a la vida online, y ha demostrado el poder de la red de redes para sacudir a las altas esferas de un poder corrupto con la mera difusión de los mensajes, despachos y comunicados de sus diplomacia. La figura detrás de esta organización es Julian Assange, en prisión preventiva mientras se averigua que es lo que se puede hacer con él y en tanto se prueban o desmienten las bizarras acusaciones de abuso sexual en su contra.

En tanto, el diario mexicano Milenio detalla la lectura que han constituido el pensamiento del australiano Assange, esta figura esquiva, sin residencia propia, que decidió dinamitar la aparente transparencia de quienes toman las decisiones en nombre de los ciudadanos. Un impulso que pudo obedecer, en buena medida, a la inspiración literaria.

En el 2006, Assange, entonces un incipiente “pirata informático” en aquel entonces, reconoció una de las principales bases de su pensamiento: “Si existe un libro cuyas sensaciones me atraen es “El primer círculo” de Solzhenitzyn. ¡Tiene paralelismos muy cercanos a mis propias aventuras!… Afrontar la persecución en la juventud constituye el pináculo de una experiencia decisiva. ¡Conocer lo que eso significa! Ver a través de esa capa que los cultos juran no creer pero que siguen ciegamente con sus corazones”.

El primer círculo narra las experiencia de Solzhenitzyn en un campo de trabajos forzados, tras un sentencia condenatoria en la Rusia estalinista. El cargo: las críticas al gobierno que había vertido en la carta a un amigo.

Continúa | La literatura detrás de Julian Assange (II)

Fuente | Milenio