Arte

La luz del arte islámico

image

La Fundación Focus-Abengoa acoge en Sevilla una ambiciosa exposición sobre la importancia de la luz en el arte islámico y en la ciencia.

La fundación Focus-Abengoa presenta una de las exposiciones más importantes celebradas en torno al arte islámico, Nur: la luz en el arte y la ciencia del mundo islámico. La muestra permanecerá en el Hospital de los Venerables de Sevilla, sede de la fundación, hasta el  9 de febrero y abarca más de diez siglos de historia del Islam.

La comisaria de la exposición, Sabina Al Khemir, una tunecina residente en Nueva York y experta en cultura islámica, ha seleccionado 150 piezas procedentes de todos los puntos del orbe islámico, desde la Córdoba califal hasta Asia Central, y de todos los períodos históricos, desde el siglo IX hasta el XX.

La luz se convierte en el denominador común y unificador de todo el arte islámico, no sólo en su sentido físico, como un elemento más de la ornamentación, sino en su sentido metafísico, como representación de la belleza, de lo supremo, de la divinidad.

La muestra se divide en dos secciones: la primera de ellas, situada en la planta inferior del hospital, se centra en el campo científico en relación con la luz o las contribuciones a la iluminación; la otra, situada en el piso superior, muestra una gran multitud de objetos artísticos cuya característica principal es la riqueza de sus materiales: manuscritos en caligrafía dorada, piezas de cerámica vidriada, de cristal, objetos dorados y plateados… piezas que reflejan la luz creando un efecto casi hipnótico, obligando a la contemplación.

Los casi once siglos de historia y los 17 países que encuentran su representación en esta exposición sobre arte islámico y ciencia, dan cuenta no sólo de la tradición de artesanía que inunda el arte islámico, sino también de la belleza en estado puro y, sobre todo, de la contribución de la civilización islámica al acervo cultural de la humanidad, algo que parece que olvidamos fácilmente cada vez que vemos un telediario.