Cine y TV

La niña que pintaba como un artista

La Nina Que Pintaba Como Un ArtistaEstrenado directo al DVD, Marla, un prodigio del arte es un documental sobre el ascenso y caída de los Olmstead, una familia de Binghamton (Nueva York) con una pequeña prodigio entre sus miembros: Marla, una pequeña que a los cuatro años pintaba cuadros equiparados a los de Pollock y Picasso.

¿O no?

My kid could paint that (Mi niño podría pintar así, el título original) es más que la historia de los cuadros de Marla, una crítica al estado del arte moderno. Tras las entretelas que llevan a una niña a exponer sus cuadros en una cafetería a vender sus obras en 20.000 dólares se revela un mundo de falsa sofisticación y una crítica mercantil que así como vende cuadros que podrían estar pintados por un niño, puede vender los cuadros abstractos “milagrosamente” pintados por la pequeña Marla. ¿Qué es arte? ¿Qué no lo es? Los críticos están ahí para mostrarnos la grandeza siempre que tengamos la chequera bien provista de fondos.

El documental de Amir Bar-Lev da un giro dramático hacia su segunda mitad. Lo que es una bucólica narración sobre una jovencísima artística que llegó a tener una lista de espera de 70 coleccionistas para sus obras, se trastoca ante la presentación de un reportaje de 60 minutos (el 23 de Febrero de 2003, dos días antes de una gran exposición de Marla en Los Angeles) que, mediante una cámara oculta, siembra las dudas de que la pequeña pinte sin ayuda…

Falsificaciones de falsificaciones, mentiras sobre mentiras que convierten a una niña a la que gustaba pintar como a cualquier niño en la víctima del lucro y de la aterradora maquinaria del negocio del arte.

Marla, un prodigio del arte ha sido lanzado en DVD por Sony.

Imagen | Zancada