Cine y TV

La película de la semana: Noche en el museo 2

Llega la secuela o reversión de uno de los más insólitos éxitos de taquilla (574 millones de dólares) del cine familiar reciente: Noche en el museo. En aquella, Larry (Ben Stiller), un padre de familia más bien irresponsable  tomaba el único trabajo en el horizonte: guardia nocturno de un museo. Ese intento por demostrar a su hijo que era capaz como hombre y proveedor se complicaba debido a que los objetos y personajes del museo cobraban vida cada noche (inolvidable el esqueleto de tiranosaurio que se comportaba como un cachorrito).

La Pelicula De La Semana Noche En El Museo 2

Esta segunda parte (Noche en el museo 2) no esconde el cumplimiento de la Regla de las Secuelas: ser más de lo mismo, pero mejor. Y si bien desaparece el ingrediente de la unión padre-hijo, en cambio tenemos más y mejores efectos especiales, más personajes divertidos (donde destaca Amy “La Duda” Adams como una energética y entrañable Amelia Earhart) y más humor de pastelazo y caída (que, creemos, hace mucha falta).

La trama de Noche en el museo 2 es sencilla hasta la invisibilidad: tras dejar su trabajo como guardia, Larry hace una visita al museo de Nueva York y descubre que la mayor parte de las piezas (y sus amigos) han sido enviados al Instituto Smithsoniano para ser almacenados, previendo un cierre del museo. Así que Larry se dirige a Washington para rescatar a sus viejos compañeros y evitar el cierre del museo, sin saber que la regla del museo de noche se cumple en todos los ámbitos… Incluso con la estatua gigante de Abraham Lincoln.

El resultado es, como la primera parte,  una divertida remezcla de épocas, personajes, ¡pinturas clásicas! y fósiles que cobran vida y dan cátedra de lo que es una buena y vertiginosa  comedia, al tiempo que se convierten en una metáfora del saber múltiple que nos nutre, y no sólo nos alimenta, sino que además combate a través del tiempo para iluminar nuestras vidas.

Imagen | TCM