Cine y TV

La televisión agravaría la diabetes

A las acusaciones de reblandecer el cerebro, promover la obesidad y difundir contenidos de calidad des-informativa, hay un nuevo mal del que se culpa a la televisión: el aumento de la glucosa en los enfermos de diabetes natal.

Un estudio ha lanzado resultado que mueven a considerar a la pantalla chica como un elemento contraproducente para los niños enfermos de diabetes tipo 1: según este estudio, el tiempo que pasan frente a la pantalla televisiva eleva su nivel de azúcar en sangre.

La investigación, realizado en la Universidad de Berlín (Alemania) consideró los resultados de azúcar en sangre de 300 niños y adultos jóvenes que padecían de diabetes tipo 1. El estudio comprobó que en este grupo de niños, aquellos que pasaban más de cuatro horas viendo televisión, presentaban altos niveles de  hemoglobina A1C, en un 9,3 frente al 8,5 por ciento que pasaban menos tiempo frente al televisor.

La hemoglobina A1C es el indicador para conocer la concentración promedio de glucosa en los meses más recientes. En niños y adolescentes el límite recomendado es del 8,5 por ciento. Dentro de las complicaciones asociados a niveles superiores de glucosa en sangre se encuentran padecimientos cardíacos, visuales y renales.

Aunque la investigación no se puede considerar concluyente, en este caso en concreto no había presentes otros factores que agravan la diabetes infantil, como la obesidad, la falta de ejercicio y la falta de cuidados.

La investigación no distinguió la pantalla del televisor de la de la computadora, si bien ni la una ni la otra en sí mismas explican este aumento de glucosa en los niños y adolescentes insulinodependientes. La única explicación que los responsables ofrecen es que, tal vez, los niños y adolescentes estacionados frente a televisión u ordenador consumen mayores cantidades de snakcs y golosinas.

Algunos especialistas han cuestionado la validez de la investigación que no incluía un control sobre la dieta de los participantes.