Música y Teatro

La Vida es Sueño en la CNTC

calde3

Pocas obras son capaces de alcanzar el justo equilibrio entre lo artístico y lo filosófico. Una de ellas es La Vida es Sueño, obra cumbre del Siglo de Oro que se vuelve a representar en Madrid.

Don Pedro Calderón de la Barca fue uno de los insignes del Siglo de Oro español, aportando a la eternidad obras tan cumbres como El alcalde de Zalamea, El gran Teatro del mundo o la obra que nos ocupa hoy, La vida es sueño. Nacido en 1600 en Madrid, Calderón de la Barca continuó la tradición dramatúrgica iniciada por Lope de Vega, con obras escritas en verso, y cuyo género no podía determinarse como comedia, drama o tragedia, sino que se instalaba más bien en el género llamado tragicomedia, híbrido entre ambos, y en el que se combinan momentos dramáticos con momentos cómicos, cosa que hacía que los espectadores de este tipo de obras provinieran tanto de la nobleza como de las clases más bajas.

La obra tiene un tema principal, que se acaba de materializar en el archiconocido soliloquio de Segismundo, el personaje principal de la obra: la oposición entre el destino y la libertad, la pregunta eterna de si nuestras vidas tienen un destino escrito o, si por el contrario, podemos escapar de él y forjar nuestro propio destino.

El montaje de la Compañía Nacional e Teatro Clásico (CNTC) no cuenta con una especial modernidad, pero cuenta con un dato curioso: el personaje de Segismundo es interpretado por la muy reconocida actriz Blanca Portillo, que se mete en la piel de este contradictorio y cambiante personaje para deleitarnos con una obra etarna.

La obra estará en cartel hasta el próximo 20 de abril, con representaciones de miércoles a sábados a las 20:00 y los domingos y martes, a las 19:00. Una inigualable oportunidad para ver una excelente versión de este clásico.