Cine y TV

La vida según Herzog

El director alemán es esencialmente recordado por su demenciales proyectos fílmicos: atravesar una montaña en barco (Fitzcarraldo), internarse en La Amazonia para filmar la destrucción de los imperios sudamericanos (Aguirre, la ira de Dios) o buscar al monstruo del lago Ness. Semejantes ejercicios existenciales han aportado a Werner Herzog, uno de los grandes cineastas, una filosofía de lavida que no tiene desperdicio. He aquí algunos de los apuntes que compartió en la revista Squire.

Hechos. Los hechos no me interesan mucho. Los hechos son para contadores. La verdad crea la iluminación.

Riesgo. Otros no harían lo que yo, pero estoy tratando de ser un buen soldado del cine.

Viajes. No hay charlas casuales en el Sahara.

Lenguaje. Hay mucha gente preocupada en exceso por las balleneas, los pandas y las ranas arborícolas, pero hay culturas que están muriendo con una increíble velocidad. Hay seis mil lenguajes aún vivos,  muchos de ellos hablados por unas cuantas personas. Para el final del siglo, sólo permanecerá el 10%. Conocí un aborigen en Australia que tenía 80 años, y era el único hablante de su lengua. Lo consideraban mudo porque no había nadie más com quien pudiera hablar. Ciertamente está muerto.

Fuente | Oveja Perdida