Cine y TV

Las dos mejores películas europeas no interesan a los Oscar

Las Dos Mejores Peliculas Europeas No Interesan A Los OscarCon los Oscar pasa lo mismo que con los Premio Nobel: nadie entiendo cuál es el criterio del jurado. Según los lineamientos para la propuesta de candidatas al rubro de Mejor Película Extranjera (o Best Foreign Language Film – Mejor película en lenguaje extranjero, según su VO), las candidatas deben ser algo así como “películas que en las que el país al que corresponden se sienta artisticamente representado”. Bajo esta óptica, parece que sólo tienen posibilidades las películas que explotan el exotismo (como 3 monos del turco Nuri Bilge Ceylan) o una visión idealizada de su nación (como Árrancame la vida del mexicano Roberto Sneider), y aquellas que intentan ser algo más que un mero escaparate turístico o un toque a la cociencia de Occidente, la tiene crudo.

Ayer comentábamos la eliminación de Los girasoles ciegos, esa crónica despojada y morosa sobre los años posteriores a la Guerra Civil Española, un filme superior en sus logros a Árrancame la Vida, pero que igualmente no reunía la suficiente hispanidad para los académicos hollywoodenses. Tal vez una zarzuela lo habría cambiado todo.

El caso es que dos de los filmes europeos más interesantes del año pasado ni siquiera figuran entre los nueve considerados para las cinco nominaciones. Uno, Gomorra. El otro, Déjame entrar.

httpv://www.youtube.com/watch?v=AFjQhr5F13I

Gomorra, dirigida por Matteo Garrone, ganadora en Cannes, es un didáctica, desgarrada y aterradora crónica de de la Camorra, la más antigua organización mafiosa italiana. Basada en el bestseller de Roberto Saviano (por el que las familias han puesto un precio a su cabeza) muestra lo insólitos níveles de corrupción en Nápoles, donde nada queda al margen del crimen: familia, moda, desperdicios tóxicos… El sombrío reverso del triunfalismo de Berlusconi, filmada con una sobriedad y contundencia que dejan bien claro que de glamour y honor los mafiosos no tiene nada.

Let the right one in (Déjame entrar) de Tomas Alfredson, es una reinvención sueca del género vampírico, una triste historia de amor y una metáfora sobre el abuso infantil. Oscar, un niño retraído y hostilizado por sus compañeros de colegio, conoce a su nueva vecina, Eli, que resulta ser una pequeña vampira. Sin importarle el riesgo, se enamora, pero la sed de sangre de Eli sigue ahí. Es la enorme película de amor y terror que Crepúsculo no supo ser.

A pesar de la valoración mundial de crítica y público, ambos títulos fueron ignorados por un jurado cuyos errores (nunca le dieron el Oscar a Orson Welles, y a Fellini sólo le endilgaron el honorífico) nos llevan a meditar: ¿No deberíamos de dejar de dar importancia a los Oscar?

Fuente | Slash Film

Imagen | El Séptimo Arte

  • http://www.galaxiamia.blogspot.com Corto Maltes

    Los oscar solo sirven como reseña de algo que puede estar bueno, pero de ninguna manera es la verdad absoluta en el tema. Cuando uno va a ver una pelicula que gano el oscar seguramente se va a encontrar con una buena realisacion. Pero claro que quedan verdaderas joyas en el camino. Solo hay que saber donde encontrarlas para disfrutarlas.

  • marce

    estoy muy deacuerdo los premios oscares dejan de lado muchas peliculas grandiosas que tal vez no son tan populares como las que podemos ver nominadas, pero que superan por mucho a estas, ya que en ocaciones depende mas de un excelente guion y magnificas interpretaciones que de los efectos especiales o la popularidad de los actores

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1053618256 Óscar Luviano

    Eso es precisamente lo que pensamos y decimos en el texto. Un saludo.