Libros

Las virtudes del PDF

Los usuarios de lectores de libros electrónicos seguramente estén familiarizados con siglas como PDF, EPUB, TXT o AZW: se trata de los formatos más convencionales a la hora de descargar este tipo de libros. El primero de ellos, el PDF, ofrece cierta versatilidad y una semejanza a la edición impresa que lo hace un formato destacado.

Aunque son varios los formatos de libros electrónicos, el PDF ocupa un lugar destacado. Este tipo de archivos, para el cuál es necesario descargar Adobe Reader, nos ofrece versiones digitales muy similares a las impresas (en algunos casos, idénticas) y también cuenta con la versatilidad de poder adaptarse a cualquier tamaño de pantalla y relación de aspecto (algo en lo que el formato EPUB le sacaba ventaja).

Otro aspecto interesante para destacar es que el PDF es un formato ideal para la impresión, lo cual puede resultar útil para un usuario de libros electrónicos que quiere imprimir algún capítulo de un libro para tenerlo en papel.

Por último cabe destacar que se trata de un formato multiplataforma, es decir, que funciona en lectores de libros electrónicos, así como también en tablets y ordenadores sin importar cuál sea su sistema operativo (Windows, Unix, Linux, Mac o Android).

Sin duda alguna es de los formatos más elegidos por los usuarios de lectores de libros electrónicos y uno de los que más títulos ofrece en el mercado de la literatura digital.  Debe ser por eso que ni bien pensamos en libros digitales nos viene a la mente el formato PDF.