Cine y TV

Los beneficios de la máscara (crítica de "El caballero oscuro")

Depositphotos_15025737_m

Parece que el heroe sin superpoderes es el más fuerte a la hora de resistir el paso del tiempo y las diferentes adaptaciones cinematográficas. El hombre murcielago llega por sexta ocasión a la pantalla grande sin el agotamiento que muchos personajes sufren cuando aparecen y reaparecen una y otra vez en el cine.

“El caballero oscuro” es la historia de Batman y su archinemesis número uno, el Guasón y, a pesar de que estos dos personajes ya se vieron cara a cara (o máscara a máscara) en “Batman” de Tim Burton, la película nos cuenta una historia muy distinta a la que interpretaran Michael Keaton y Jack Nicholson allá por fines de los ’80.

Secuela de “Batman inicia” y realizada bajo las ordenes del mismo director (Christopher Nolan), “El caballero oscuro” narra la historia de una Ciudad Gótica alterada por un anarquista cuyo germen del mal parece ser del orden de lo inexplicable y, para colmo de todos los habitantes de esta metropoli, este malvado personaje no solo es efectivo en sus fechorias, sino que logra poner en duda hasta los principios morales del mismisimo Batman y del fiscal que quiere limpiar la ciudad de todos los criminales (Harvey Dent).

A pesar de las vistosas secuencias de acción características de toda gran producción hollywoodense, la película destaca por la calidad actoral de las interpretaciones de los personajes. En primer lugar, sobresale el trabajo del ya extinto Heath Ledger cuya personificación de el Guasón se destaca por encima de la todo el resto del elenco gracias al grado de perversión combinada con un crudo humor que logró imprimirle a su personaje y que tiñe a toda la trama de la película de un morbo revolucionario que le complicará la vida al caballero oscuro. Mención aparte merece también el experimentado Gary Oldman que una vez más demuestra que es un versatil actor capaz de interpretar tanto a un siniestro vampiro (en “Dracula” de Francis Ford Coppola, 1992) como a un honesto policía capaz de sacrificarse a si mismo por el bien de su ciudad. Christian Bale interpreta a un sobrio Batman que, a diferencia de su precuela, ya es conocedor de la profesiòn de superheroe y que sabe lidiar con los trastornos de llevar una doble vida entre el glamour de Bruno Diaz y las golpizas a criminales del caballero oscuro. De a momentos recuerda a Michael Keaton en “Batman” y “Batman regresa”.

Cabe destacar también el juego que propone la película a partir de la utilización de máscaras o rostros alterados. En principio y trazando un puente con “Batman inicia”, el encapotado detiene al villano de turno del film anterior, el Espantapájaros, y le quita su caraterística máscara dejandolo, simbólicamente, indefenso. El inicio del film también propone un juego de máscaras entre un grupo de asaltantes que se dispone a robar un banco: “¿quien es cada uno de ellos?” se pregunta el espectador, para luego corroborar que para esa misma pregunta, ni siquiera esos personajes tienen una respuesta. Cabe destacar que en casi todas sus apariciones, Heath Ledger aparece con el rostro maquillado (a excepción de una secuencia donde se lo ve con el rostro semilimpio en unos breves planos) y no se trata de cualquier maquillaje, sino de uno poco estilizado y bastante mal realizado cuya deformidad da cuenta de la retorcida mente de este criminal. Por su parte, el fiscal Harvey Dent, interpretado por Aaron Eckhart, cambia drásticamente su posición entre el bien y el mal, no sin antes sufrir una deformación facial. Finalmente no hay mucho más para decir acerca de la esquizofrenia que Bruno Diaz logra esconder bajo la máscara del hombre murcielago y que es uno de los moviles de destrucción que guian el accionar de el Guasón: lograr que Batman se quite su máscara.

Violenta, aunque más por la crudeza de sus personajes que por la explícita agresión que caracteríza al comic, la película es un buen retrato de la evolución de un personaje que a poco de cumplir los setenta años se encuentra más vigente que nunca.

Puntuación: 8,5 de 10

FICHA TÉCNICA
Dirección:  Christopher Nolan.
Guión: Christopher Nolan, Jonathan Nolan y David S. Goyer.
Elenco: Christian Bale, Heath Ledger, Michael Caine, Morgan Freeman, Maggie Gyllenhall, Aaron Eckhart y Gary Oldman.
Origen: Estados Unidos (2008).
Duración: 152 min.

Fuente (imagen): http://blogsuperheroes.blogspot.com/