Bienestar

Los beneficios de una dieta equilibrada

image

Se acerca el verano, el calor, el momento de llevar menos ropa y de lucir el cuerpo. Por eso, muchas personas se deciden a emprender una dieta en estas fechas, para llegar a punto a la playa. Pero, ¿sabías que una alimentación equilibrada no sólo ayuda a perder peso? Puede ayudarnos a sentirnos saludables, tanto por dentro como por fuera.

La primera cosa a tener en cuenta antes de realizar cualquier tipo de dieta es consultar a un profesional. Los nutricionistas son los especialistas indicados, ya que nos darán las pautas necesarias para seguir una alimentación en la que se incorporen todos los nutrientes necesarios, ya sea para perder peso o simplemente para mejorar la alimentación.

Normalmente, el problema principal de todo el que empieza una dieta es la falta de tiempo, lo que lleva a comer deprisa, cosas poco elaboradas o generalmente pobres en nutrientes. Pero la mala alimentación no lleva al sobrepeso en todos los casos, muchas veces también provoca otros problemas de salud, que pueden mejorar con la dieta adecuada.

Por ejemplo, una carencia de vitamina E, provoca una debilitación del cabello, la piel y las uñas. Para mejorar su aspecto, debemos consumir alimentos ricos en este potente antioxidante, presente por ejemplo en las nueces, los aguacates o las espinacas.

Pero una buena alimentación no ayuda sólo al bienestar físico, sino también intelectual. Una carencia de vitamina B puede provocar fatiga y falta de concentración, por lo que si estás pasando por una época de éxamenes o con mucha carga de trabajo, no olvides los frutos secos, además del pescado y los plátanos, que son una gran fuente de fósforo y potasio, respectivamente.