Música y Teatro

Los Foo Fighters se toman un descanso

“No haremos ningún concierto más”. Esta fue la rotunda declaración que realizó el líder de la banda de rock Foo Fighters en el Global Citizen Festival el pasado 29 de septiembre. La amenazante frase de Dave Grohl fue matizada la semana pasada, para la alegría de sus fans, en un comunicado oficial en su web. Según el cantante, se trata sólo de un parón temporal, necesario: “No estoy seguro de cuando Foo Fighters van a tocar de nuevo. Es raro decir esto pero para todos es bueno desaparecer por algún tiempo… Simplemente, A veces es bueno regresar al garaje por un tiempo… Pero todavía no hay relojes de oro ni vacaciones”. Además, asegura que, aunque en algunas ocasiones ha pensado que la banda no sobreviviría, no tiene ninguna intención de abandonarla, porque es “su vida, su familia, su mundo”.

Dave Grohl, exbatería Nirvana, quiere centrarse en estos meses en terminar un documental sobre los estudios Sound City, donde se grabó uno de los discos más relevantes de la banda de Cobain, Nevermind. Este fue el primero de los discos que grabó junto a la banda, en 1990. Fue su batería hasta 1994, cuando el grupo se diso su cantante. Lo cierto es que esta etapa marcó profundamente a Grohl. Cómo él mismo ha confesado, después de la muerte de Kobain sintió que nunca pudo llegar a conectar con él y expresarle su admiración.

Sólo un año después del suicidio de Kurt Cobain, Grohl fundó los Foo Fighters. Desde entonces, han sacado al mercado siete discos de estudio y tres directos y recopila toritos, con lo que han llegado a cosechar diversos números uno. Una trayectoria incansable que sin duda, merece un pequeño descanso.