Cine y TV

‘Los Juegos del hambre: En llamas’ nos deja “on fire”

Póster 'Los juegos del hambre: En llamas'El pasado viernes 22 de noviembre se estrenó en nuestro país ‘Los juegos del hambre: En llamas’ la esperadísima segunda entrega basada en la obra de Suzanne Collins. A diferencia de la primera película, muy enmarcada en el desarrollo de los juegos, esta segunda entrega hace evolucionar los acontecimientos, a los personajes y el universo, dejándonos con unas ganas locas de saber cómo continúa.

Este fin de semana ha sido sin duda el de ‘Los juegos del hambre: En llamas, que ha obtenido la mejor apertura del año en nuestro país, por encima de títulos como ‘Iron Man 3’ (2013). Una recaudación total de 4,16 millones de euros y 607.187 espectadores solo en este fin de semana, supera a la de su predecesora, que obtuvo 2,96 millones de euros en su estreno. Pues uno de esos seiscientos mil espectadores fui yo.

La primera entrega de ‘Los juegos del hambre’ me dejó un poco frío. Me gustó la premisa de ciencia ficción que planteaba Suzanne Collins, con una hambruna forzosa para los habitantes de los doce distritos, como castigo por su alzamiento y la obligación de participar en unos “juegos” homicidas como recordatorio de su falta. No obstante, la idea no llegó a desarrollarse demasiado bien en esa cinta, sirviendo solo de introducción para lo que verdaderamente fue el grueso argumental de la película: los juegos. Respecto a los juegos, bueno, esto ya era un poco más flojo, un poco más mundano. No porque no sea interesante, sino porque es un concepto, el del ‘Battle Royale’ (2000), que ya hemos visto antes y que ya no impacta. Por eso creo que ‘Los juegos del hambre: En llamas’ ha superado mis expectativas. Los juegos se han quedado atrás y vemos como sus protagonistas se enfrentan a un mundo que es una olla a presión.

Imagen 'Los juegos del hambre: En llamas'Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson), del distrito 12, resultaron ambos ganadores de los 74º Juegos del Hambre, un hecho sin precedentes en la historia de Panem. Su idilio amoroso simulado conmovió los corazones de la audiencia, pero los actos de Katniss han tenido una repercusión más profunda en la sociedad. Los miembros más desfavorecidos de esta vieron su comportamiento como un signo de desafío a la autoridad del capitolio y al statu quo. Obligados a realizar una gira por los doce distritos como campeones, ven como las ideas de rebelión que han instaurado en la gente acaban con una aún más dura represión por parte de la autoridad. Pensando en una coartada para quitarse a Katniss de en medio sin ensuciarse las manos, el presidente Snow (Donald Sutherland) y el nuevo guardián de los juegos, Plutarch Heavensbee (Philip Seymour Hoffman), deciden organizar una edición especial de los juegos. Coincidiendo con el 75 aniversario de la revuelta que dio origen a los juegos, la nueva competición contará con la peculiaridad de estar protagonizada por excampeones. De esta manera Katniss, única campeona femenina de la historia del distrito 12, se ve obligada a calzarse su arco y sus flechas una vez más. No obstante, en esta ocasión todo será distinto.

Imagen 'Los juegos del hambre: En llamas'Parece que el ritmo de la película es un poco lento al principio, pero enseguida coge una velocidad de crucero que será constante hasta el final. Mientras vemos el filme tenemos la sensación de que la historia de Panem avanza, de que los actos de Katniss han tenido una repercusión que está afectando no solo a su entorno, sino también a la sociedad en general. Los vientos de cambio se palpan en el aire, se ven, se notan y quienes quieren impedirlos toman medidas para que así sea. Este hecho convierte a la cinta en algo dinámico, aunque se detiene a enseñarlos, como no hizo la primera parte, lo verdaderamente interesante de su premisa: Ese mundo de desigualdades y opresión donde unos pasan hambre y otros vomitan para seguir comiendo. La evolución no se hace presente solo en los acontecimientos, sino también en los personajes. Si bien en la primera parte se intuía la personalidad e inquietudes de cada uno de ellos, la paciencia con la que se explica el argumento de esta cinta permite hacer mucho más hincapié en lo que pasa por las mentes y los corazones de cada uno de los protagonistas.

En alguna crítica anterior comentaba que me había pasado una vez eso de ir al cine a ver una película perteneciente a una saga y, al salir, sentir la necesidad de ir corriendo a la librería para comprarme el siguiente libro, porque necesitaba saber cómo continuaba la historia. ‘Los juegos del hambre: En llamas’ nos brinda un final abierto que nos deja colgados en lo mejor de la historia. Si habéis leído los libros ya sabéis de qué os hablo, y si no, ya veréis…

Creo que ha subido el listón respecto a la primera y que gracias a su ritmo y a su profundidad en el universo hará ganar muchos adeptos a la saga. De momento, aquí tenéis a uno.

4 estrellas4

Título original: The Hunger Games: Catching fire. Dirección: Francis Lawrence. País: USA. Año: 2013. Duración: 145 min. Género: Ciencia-ficción. Estreno en España: 22 Noviembre 2013.