Excursiones y Aventura

Los patios de Córdoba, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

P1160269mr

Primavera cordobesa, la luz se refleja en las casa encaladas, se oye el rumor del agua, el calor empieza a apretar y un intenso olor inunda el aire: es el perfume de las miles de flores que cubren los patios y balcones. La ciudad se viste de primavera, se engalana con todos los colores que eclosionan en las macetas cual fuegos artificiales.

Es mayo y, como cada año, se celebra el tradicional Concurso de Patios Populares Cordobeses. Es la oportunidad perfecta para visitar esta hermosa ciudad e Ir de patios, una costumbre que con el tiempo se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de Córdoba. Para ello sólo hace falta coger un plano y recorrer las callejuelas en busca de estos peculiares patios (o mucho más recomendable, perderse y dejarse llevar).

Se dice que para gustos los colores y, en este caso, podríamos sustituir los colores por los patios. Pero los más típicos son aquellos que se encuentran en el interior de una vivienda popular, compartidos por varios vecinos que se encargan de su cuidado. Estos patios, de arquitectura antigua, se encuentran repartidos por el casco histórico, en torno a la Plaza del Potro y en el barrio de San Basilio.

Son miles de visitantes los que acuden durante los días que dura el concurso, no sólo por la oportunidad de ver muchos patios que durante el resto del año están cerrados al público, sino también por la amplia oferta de ocio que se despliega alrededor: conciertos, actuaciones de baile flamenco o bares al aire libre.

Además, la UNESCO ha proporcionado un motivo más para visitar la Fiesta de los Patios, y es que ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Una decisión que ha sido tomada esta misma mañana y que seguro es un motivo de orgullo y alegría para todos los cordobeses.