Cine y TV

Los peores padres de la televisión: Dexter Morgan

Ser padre en estos tiempo no es fácil, especialmente si llevas una vida doble, y sobre todo si (bueno) una de esas vidas implica el asesinato ritual. El segundo lugar para los peores padres de la televisión corresponde a…

2. Michael C. Hall como Dexter Morgan en Dexter

Hay muchos padres con una vida secreta, con una amante secreta, con una esposa secreta, con una familia secreta, con cuentas bancarias secretas… Y ya se sabe: los pecados de los padres caen a plomo sobre los hijos. Esta máxima empeora si se añade e asesinato de por medio.

¿Qué niño puede crecer sanamente bajo el cobijo de una asesino serial, por ético que sea? A lo largos de las temporadas de una de la series más intensas de la televisión actual, nunca nos ha quedado claro si Dexter Morgan y su faceta de padre de familia son una elección personal, o si es que su deseo de cumplir su deber sagrado (esto es: encontrar y desmembrar a asesinos tan terribles como él mismo) lo ha orillado a un fingimiento que ha terminado por atraparlo.

Y es que la tarea de Dexter (su pasajero oscuro) le ha hecho [SPOILER ALERT] arriesgar la vida de su hermana, matar a su hermano, eliminar a todas las figuras paternas a su disposición (literalmente) y, sobre todo, enviudar y perder a sus hijos adoptivos…

Su conversión involuntaria a padre soltero no ha mejorado su suerte ni su capacidad como padre: el pequeño hijo de Dexter y Rita ya muestra la herencia de su padre, y lo mismo muerde niños en el arenero que canta “Kill, kill!”, sin que ello lance a Dexter a buscar la ayuda profesional que necesita.

La gran pregunta para Dexter es: ¿Es más sagrado tu deber que salvaguardar a la familia que, en el fondo, sólo era una  tapadera?