Libros

Los propios dioses, de Isaac Asimov

Los Propios Dioses De Isaac Asimov

En un par de posts anteriores os he hablado de Isaac Asimov y de Arthur C. Clarke. Desde mi punto de vista, son los dos más grandes exponentes del género ciencia-ficción, por más de un motivo. El principal es que se trata de científicos de prestigio, por lo tanto su obra tiene un fundamento sólido. No se trata de simplemente imaginar seres extraterrestres de un modo superficial. Plantean temáticas muy variadas en sus obras, con un contenido que rebasa ampliamente lo imaginado, no limitándose a discutir si existe o no vida fuera de la tierra.

Los propios dioses fue publicada en 1972. Es la más interesante de las obras de Asimov, por la variedad de planteos que hace. La obra se divide en tres sectores que ocurren en momentos y lugares diferentes. Cada uno se titula con una parte de una frase de Friedrich Schiller: “Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano”. En realidad inicialmente fue publicada como relatos separados aunque concatenados. Se llaman Contra la estupidez, el segundo Los propios dioses (que da nombre al libro) y termina con Luchan en vano.

La segunda parte es la favorita del autor, y coincido ampliamente, porque aquí es donde se ven los planteos más interesantes. Sin contaros el argumento, porque me parece que vale la pena que sea descubierto sin mucha información previa, os comento que plantea la existencia de unos seres con características muy especiales. Tendrían tres sexos posibles: racional, paternal y emocional. Es imposible resistir la tentación de compararlos con el Yo, Super Yo y el Ello de Freud. O con el Padre, Adulto y Niño de otras orientaciones sicológicas.

Inteligente y muy entretenido. Altamente recomendable aún para quienes nunca han incursionado en la ciencia-ficción.

Imagen: flickr.com