Música y Teatro

Los sonidos del Perú en Nueva York

Ubiquémonos temporal y espacialmente. Imaginemos que por un momento estamos inmersos en el norte del Perú de los convulsionados años 60s. Muchos músicos que habían intentado su suerte con el rock pero que no habían tenido demasiado éxito terminan uniéndose a algunos combos erráticos de música tropical. Obviamente, todo su bagaje cultural previo se termina traspolando y, tal vez inintencionalmente, terminan creando una mezcla salvaje, agreste y tremendamente deliciosa: la cumbia peruana, que muchos suelen llamar directamente “chicha”.

Esta “chicha” era una música con ritmo y cadencia típicamente latinoamericanos pero con un sonido de guitarras chirriantes digno de las más puras expresiones psicodélicas de por aquel entonces. Así grupos como Los Destellos, Los Mirlos o Juaneco y su Combo (entre muchos otros) terminan configurando una escena de música popular abierta directamente a la pista de baile, pero con una herencia de rock que la marcó a fuego para siempre.

Ubiquémonos temporal y espacialmente nuevamente. Volvamos al presente y vayamos a los Estados Unidos. Un grupo de jóvenes neoyorkinos, de Brooklyn más precisamente, escuchan todos esos discos que se hicieron tan lejos y hace tanto tiempo y deciden formar una banda. Le ponen de nombre Chicha Libre y a su disco lo llaman “¡Sonido Amazónico!”. Si, igual que ese himno fundacional de la cumbia peruana que acuñaron Los Mirlos.

¿Milagros de la era internet? ¿Gente snob en busca de nuevas sensaciones constantemente a través de la música? Quien sabe… Cuanto menos, este rescate termina siendo más que curioso. E interesante también, por cierto. Visiten el MySpace de la banda y saquen sus propias conclusiones.