Libros

Los vampiros en la literatura y el cine contemporáneos

Los vampiros, se sabe, son inmortales. Esos seres extraños mitad hombre, mitad murciélago tienen la capacidad de no morir y parece que usan dicha característica para sobrevivir en el mundo de la ficción. Porque han sabido resucitar cada vez que han quedado en el olvido a través de películas, series de televisión y novelas. En la actualidad, estos oscuros personajes viven un nuevo auge.

A principios del siglo XX, el cine expresionista alemán los supo retratar como unos integrantes más de su interminable catálogo de personajes monstruosos (“Nosferatu”, 1922). Luego el cine clase B de Hollywood les volvió a dar la oportunidad de volver a la pantalla grande. En la actualidad gracias a novelas como las de la saga Crepúsculo y a su regreso al cine y la televisión vuelven a vivir días de esplendor.

Claro que tras el éxito del clan Cullen en la literatura y la pantalla grande era de esperarse que muchos otros autores comenzaran a construir relatos con vampiros como personajes centrales. Es el caso de la bisnieta de Bram Stoker (autor de “Dracula”), Dacre Stoker, que hace poco tiempo ha decido escribir, en colaboración con el historiador Ian Holt, la secuela de la novela de su bisabuelo (“Dracula, el no muerto”) narrando lo sucedido 25 años después del relato original. Pero tal vez el encanto de esta secuela sea una cuestión de sangre (valga la redundancia hablando de vampiros): como punto de partida para escribir su novela, Dacre ha tomado los manuscritos originales de su bisabuelo para releer la versión más original de “Dracula”, despojada de las modificaciones de las editoriales, y hasta se ha tomado la libertad de incluir a su bisabuelo como un personaje más en la trama de su novela.

Pero ¿hasta cuando estará vigente esta nueva euforia por estos personajes chupasangre? Parece que hay tela para cortar durante un buen rato: aún nos quedan tres películas por estrenarse de la saga Crepúsculo (“Eclipse” y las dos partes en las que se dividirá “Amanecer”), la probable salida de “Sol de medianoche” (otro libro de Stephenie Meyer que narra los sucesos de “Crepúsculo” a través de la óptica del personaje de Edward Cullen) y, como si fuera poco, parece que la segunda y tercera parte de “Dracula, el no muerto” estaría en camino a la vez que también su adaptación cinematográfica.

La prueba cabal de que la inmortalidad de los vampiros los mantiene más vigentes que nunca.

Fuente: Revista Ñ | Imagen: correntewire