Cine y TV

Luck: Dustin Hoffman se pasa a la tele

Se ha lanzado el piloto de la serie que significa el desembarco de los uno de los grandes actores estadounidenses en la televisión: Dustin Hoffman se va al hipódromo, si bien aún no sabemos para qué.

Bajo la dirección de otro oscarizado (Michale Mann) el piloto de Luck nos sumerge en la vida cotidiana de un hipódromo, a  la par que abre varias historias que se tejen alrededor de las competencias de caballos en Los Angeles.

Hoffman interpreta a Chester, un personaje que ha pasado tres años en la cárcel por encubrir a sus socios. Al principio del episodio, sale de prisión, y su primer destino es el hipódromo, donde exige un reconocimiento y una recompensa del dueño del hipódromo que (asumimos) no le serán sencillas de obtener…

Al mismo tiempo, un grupo de perdedores ajusta una apuesta perfecta, conducidos por los cálculos de León, un genio matemático y ludópata (intepretado por Michael Payne), y que podría llevarles a ganar dos millones de dólares en una tarde…

En tanto, un anciano (interpretado por otro grande la pantalla, Nick Nolt) habla con su caballo sobre un plan de venganza…

Lo mejor del piloto de Luck es, sin duda, la cinematografía de Mann, que dota a las carreras de caballos de una fuerza poética inusitada (el aliento de los caballos, el vértigo de las carreras, el terrible momento en que se quiebra la pata de uno), si bien este recurso resta profundidad y velocidad a las tramas, que no termina por arrancar en esta primer hora…