Bienestar

Lujo en la piel

image

El oro, un metal precioso apreciado desde hace miles de años. Ya fuera utilizado para fabricar joyas o cualquier objeto de lujo, todas las civilizaciones han sido conscientes de su valor, de que el oro es todo un símbolo de prestigio. Pero eso no es todo, resulta que el oro es también beneficioso para la piel y se ha convertido en el último descubrimiento de las firmas de lujo que lo incorpora a tónicos vitalizantes, bases de maquillaje iluminadoras, tratamientos intensivos o cosméticos con efecto peeling.

Las propiedades del oro para la piel fueron mencionadas por primera vez en el “Tratado de iniciación a la farmacopea china”, escrito bajo la dinastía Ming. En él, se decía que el oro poseía virtudes vigorizantes, estimuladoras de la circulación y protectoras. Además, utilizado en diminutas partículas aporta brillo a la piel, por lo que es utilizado en cremas iluminadoras o bases de maquillaje. Y no sólo eso, también sirve para realizar envolturas, por lo que combinado con un masaje, activa y estimula la renovación celular.

Pero no es sólo el oro el único lujo que beneficia a nuestra piel. Los diamantes, los mejores amigos de una mujer, como cantaba Marilyn Monroe, también pueden ayudarnos. El diamante es el mineral más duro del mundo por lo que, incluso en micropartículas, es un potente exfoliante, que se puede utilizar tanto en rostro como en el cuerpo. Con esto, se eliminan células muertas y la piel gana luminosidad.

Tratamientos de lujo a la altura de las estrellas de Hollywood, que nos harán brillar tanto como ellas.