Cine y TV

Magic: The Gathering cerca de su adaptación cinematográfica

Colores Magic: The Gathering

La próxima franquicia que sea adaptada para convertirse en película podría ser Magic: The Gathering, el popular juego de cartas coleccionables creado por Wizards of the Coast en 1993. Simon Kinberg será el encargado del proyecto en una producción de 20th Century Fox.

Ya hemos comentado en alguna ocasión que la falta de creatividad que acusa el cine actual nos ha llevado a pasar de las adaptaciones clásicas de libros o comics, a otras más rebuscadas como videojuegos o juguetes. Ahora estamos hablando, y si no me equivoco es la primera vez, de la adaptación a la gran pantalla de un juego de cartas coleccionables, Magic: The Gathering.

The Hollywood Reporter anunciaba recientemente que 20th Century Fox ha adquirido los derechos cinematográficos del popular juego de cartas. La idea es convertir el mundo de Magic: The Gathering en una saga a la altura de ‘El señor de los anillos’ (2001-2003) o ‘Harry Potter’ (2001-2011). Simon Kinberg, que ha trabajado en las películas de ‘X-Men’ (2000-2006) y ‘Los cuatro fantásticos’ (2005-2007) para el estudio, será el encargado de coordinar este proyecto junto a los ejecutivos de Hasbro, empresa que actualmente edita el juego de cartas.

Para quien no lo conozca, Magic: The Gathering fue lanzado por Wizards of the Coast en 1993 y causó auténtico furor entre los jóvenes durante la década de los 90. Su trasfondo es el de una vasta tierra poblada por hechiceros que utilizan cinco tipos de magia diferente, identificada por los colores rojo, verde, azul, blanco y negro. El sistema de juego consiste en preparar una poderosa baraja de cartas que incluya criaturas, hechizos, artefactos y otros elementos de fantasía con los que derrotar a tu adversario. Magic: The Gathering popularizó los juegos de cartas coleccionables (CTCG), de los que después se han lanzado muchos y muy diversos.

¿Qué os parece la noticia? ¿Creéis que es viable una adaptación cinematográfica de este juego de cartas?

FUENTE: hollywoodreporter.com