Cine y TV

Mamá

image

Dicen que el amor de una madre es para siempre y, en esta ocasión, ese para siempre traspasa las fronteras de la vida y la muerte. Es el argumento principal de “Mamá”, una terrorífica cinta que ya se ha convertido en número uno en la taquilla de Estados Unidos. Dirigida por Andy Muschietti y con un padrino de lujo, Guillermo del Toro, llegará a los cines de nuestro país el 8 de febrero.

Hace cinco años, el mismo día en que su madre fue asesinada, las hermanas Victoria y Lilly desaparecieron en el bosque. Buscadas incansablemente por su tío Lucas (Nikolai Coster-Waldau) y su novia Annabel (Jessica Chastain), acabarán apareciendo milagrosamente. Pero, ¿quién o qué ha cuidado de ellas durante todo ese tiempo? Annabel intentará que las pequeñas regresen a tener una vida normal, pero pronto descubrirá que no vienen solas, y que alguien las sigue arropando por las noches.

La película se basa en un cortometraje anterior de Muschietti (con el mismo título), que rodó junto a su hermana Bárbara. Cuando Guillermo del Toro lo vio, no dudó en convertir la historia en un largometraje, y para ello se colocó en el puesto de productor ejecutivo, dándole un buen respaldo al director novel.

La cinta consigue llegar al espectador, a través de sentimientos como el instinto maternal, la pérdida, los celos y la inocencia infantil. Y, además de eso, una estética de lo más tétrica y muchos sustos que, al fin y al cabo, es lo que manda en una película de terror.