Libros

Maria Kodama arremete contra remake de Borges

Para quien esto escribe, la obra de Agustín Fernández Mallo era la de un Borges de la Wikipedia. Su Generación Nocilla escribe libros fragmentarios, plenos de un erudición de café, que tuvieron un notable éxito que sólo se explica por el hartazgo de una literatura española tirada a un conservadurismo de las formas más clásicas y aburridas. Fernández Mallo parece ser consciente de ello, y lejos de intentar cultivarse como el Borges de los hipster madrileños, ha decidido reversionar a Borges, cual de DJ otoñal se tratase, y lanzó su El hacedor (de Borges): Remake.

Una obra revolucionaria de la que, desgraciadamente, no conoceremos el contenido, gracias a la aguerrida viuda del autor de El libro de Arena, María Kodama.

Kodama, en su carácter de albacea de la obra borgiana, ha forzado el retiro de El hacedor (de Borges) : Remake de las librerías, por lo que la viuda considera un plagio.

Fernández Mallo puede defenderse apelando a conceptos como la intertextualidad y el sampleo, pero hasta el momento no hay declaraciones ni del autor ante lo que ya en algunas webs se tilda de censura. Alfaguara, por su parte, ha retirado el volumen de la venta.

Resulta por lo menos curiosa la acción emprendida por Kodama ante esta apropiación de la obra de un escritor que siempre cuya obra es un ejemplo de vasos comunicantes entre la modernidad y la mitología. Borges siempre escribió desde otros textos, como Las mil y una noches, las sagas escandinavas, la mitología griega y los textos helenísticos. ¿O es que sólo se puede samplear la obra de autores muertos hace cientos de años?