Cine y TV

Más de 2.000 demandados por bajarse Conan

Aunque aún descansa en el congelador los proyectos ACTA y SOPA, las acciones en contra de los llamados “piratas” siguen, y tras el cierre de Megaupload que, no dudamos en decirlo) ha cambiado la faz del mapa de las descargas ilegales. Las acciones se mudan de nuevo al terreno de los programas P2P (que suponen la conexión entre usuarios sin el uso de un servidor para almacenar los contenidos), y una demanda comunal acaba de darse a conocer en los Estados Unidos.

Lo grave no es tanto el número de IPs involucradas (2.165) ni que la cosa degeneré en avalancha de costosos juicios o de acuerdos extra judiciales, sino la película que ha puesto a todos esos usuarios en la mira de la ley: Conán, el Barbaro.

¿En serio? ¿Por Conán? Y ni siquiera la original, sino el pavoroso remake del año pasado.

Lejos de pedir disculpas por haberse plagiado el look de 300 y haber defenestrado el legado de Robert E. Howard hasta convertirlo en un ejemplo para los cursos de cine de lo que no se debe hacer en una película de fantasía, la productora del filme, Nu Image prueba con una segunda demanda comunitaria contra los más de dos mil usuario de BitTorrent que, según la firma, descargaron ilegalmente la cinta.

Nu Umage ya había intentado una supedemanda contra los más de 23.000 usuarios que, arguía, se habían descargado ilegalmente The Expendables. En su momento, la demanda fue desestimada por que los usuarios no residían en la comunidad donde fue realizada la demanda. Esta vez, para no queda en ridículo, Nu Image sólo ha demandado a los usuarios de la demarcación de Maryland.

¿Qué les podemos decir? Se lo merecen por su mal gusto.