Noche y Gastronomia

Master Class con Darío Barrio y Carrefour

Gourmet product stamp

Hace tiempo que las grandes cadenas de la distribución comercial empezaron a realizar una apuesta decidida por la diferenciación en su oferta gastronómica. Iniciativas como las campañas de publicidad de Lidl con Sergi Arola o la creación de espacios gourmet como Street-Xo en El Corte Inglés van claramente en esta línea.

Este martes un grupo de bloggers pudimos disfrutar de una iniciativa similar con Carrefour. Con base en una selección de  productos gourmet de su oferta gastronómica y con la colaboración de la gente del Centro Cultural del Gusto, montaron una show cooking /master class divertida y gustosa con Darío Barrio el triunfador y televisivo chef de Dassa bassa en Madrid.

La idea resultó muy agradable y amena amén de servirnos a la mayoría, para aprender una serie de curiosos trucos cuando uno deja de estar detrás de los toriles y salta al ruedo para mancharse las manos de harina, errores y descubrimientos.

Alrededor de una cocina central en isla, perfectamente preparada para entrar en materia, elaboramos con el mejor de los trabajos en grupo, un extenso menú compuesto de una serie de aperitivos a base de salmón, crema de queso, jamón y tomate, a lo que siguieron una pasta rellena de chipirones y boletus, para terminar con unas dulzonas natillas con turrón, nata montada y frambuesas.

La experiencia fue distendida, didáctica y a la vez relajada. Darío Barrio nos demostró sus dotes de organizador, magnífico chef y comunicador y pudimos compartir opiniones y risas con otros colegas.

Destacar realmente la calidad de los productos de Carrefour desde un excepcional salmón ahumado perfecto en sabor y textura, hasta un delicado aceite de oliva virgen pasando por unas pasmosas anchoas en salazón o unas muy correctas tortas de la serena.

Tras el trabajo, una cena informal para desembocar en carcajadas ayudados de vinos y dulces. Todo bajo el exquisito cuidado y atención de la gente del Centro Cultural del Gusto y de Burston Marsteller, que para estas cosas demuestran ser unos auténticos profesionales de los eventos con clase.

En resumen, un gustazo que creo potencia de modo muy interesante los atributos de una marca que a veces por desconocimiento podemos no asociar con la excelencia. Carrefour lo es.