Música y Teatro

“Medea” abre el Festival de Teatro Clásico de Mérida

festival-teatro-clasico-merida

Otro año más, los textos clásicos vuelven a la vida en un escenario incomparable, el Festival de Teatro Clásico de Mérida. ¿Te animas a asistir?

Si hace unas semanas hablábamos del Festival de Teatro Clásico de Cáceres, hoy traemos otra cita ineludible de la escena española, el Festival de Teatro Clásico de Mérida. De nuevo, Extremadura vuelve a acoger un evento cultural imprescindible para los amantes del teatro y de la Antigüedad Clásica en general. Entre el 5 de julio y el 25 de agosto, el famoso Teatro Romano de Mérida acogerá siete obras clásicas (una más que el año pasado), que nos traerán las voces, enseñanzas y reflexiones universales tejidas en las comedias y tragedias de Eurípides, Plauto, Aristófanes, Apuleyo y de otros clásicos; filtrados algunos por las plumas de Marguerite Yourcenar o William Shakespeare.

La 59 edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida arrancó el pasado viernes con la obra “Medea”, en una producción del Ballet Nacional de España y la Orquesta de Extremadura. Del 10 al 14 de julio será el turno de “Fuegos”, basada en el texto de Marguerite Youcenar; entre el 17 y el 21 de julio, se representará “El Asno de oro”, de Apuleyo; el mes de julio se cerrará con “Julio César”, de Shakespeare, entre el 24 y el 28 de julio. En agosto se representarán tres obras más: “Hécuba”, de Eurípides, entre el 1 y el 11 de agosto; “Las Tesmoforias”, de Aristófenes, entre el 14 y el 18 de agosto; y, por último, “Los Gemelos”, de Plauto, entre el 21 y el 25 de agosto. En todas ellas podremos disfrutar de grandes personalidades del panorama escénico, como Concha Velasco, Mario Gas, Rafael Álvarez ‘El Brujo’, Cayetana Guillén Cuervo, Carmen Machi, o Tristán Ulloa, entre otros.

El Festival, además, se convierte en la excusa perfecta para visitar Mérida y conocer una ciudad con un atractivo turístico apasionante, y que cuenta con uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de España. Eso sí, mucho cuidado con el calor, que en esta época aprieta más que nunca.