Cine y TVEventos

Megaupload ha caído

En un golpe de efecto diseñado para contrarrestar el relativo fracaso de las iniciativas SOPA y PIPA en el Congreso de los Estados Unidos (en donde los senadores, muy conscientes de los tiempos editoriales, dieron la espalda a ambas legislaciones restrictivas al intercambio de archivos), el día de hoy las autoridades de aquel país han derribado a uno de los sitios más populares para la subida y descarga de contenidos: Megaupload.

Bajo la acusación de que fomenta la piratería, el día de hoy el FBI ha cerrado el sitio de almacenamiento de archivos más popular de la red, Megaupload, y arrestado a sus trabajadores.

El FBI (la policía judicial norteamericana) acusa al sitio de haber provocado pérdidas para la industria de 386 millones de euros debido a la descarga ilegal de contenido, particularmente de películas.

En una operación a escala global, el FBI bloqueó al sitio y arrestó a sus responsables en Nueva Zelanda: el fundador de la empresa, Kim Dotcom (aka Kim Schmitz, Kim Tim Jim Vestor y Mathias Ortmann); su jefe de ventas y marketing Fin Batato; su director de desarrollo Sven Echternach.

Señalada como la página número 13 entre los sitios web más visitados, los cargos que enfrenta la empresa son: conspiración para cometer chantaje sistematizado, o extorsión; lavado de dinero, e infracción criminal de las leyes de propiedad intelectual.

El FBI asegura que Megaupload “ofrece una rápida reproducción y distribución de copias ilícitas de material protegido por derechos de autor en servidores alojados en todo el mundo”, a cambio de pagos. Se estima que sus beneficios suman 175 millones de dólares anuales (132 millones de euros).

Los bienes congelados a la empresa suman más de 50 millones de dólares (38 millones 700 mil euros).