Noche y Gastronomia

Montía: un lugar encantador en San Lorenzo del Escorial

Depositphotos_8507613_l

La alta cocina ha venido adaptándose en los últimos tiempos para hacerse más accesible a los clientes. Así, la mayoría de los grandes restauradores de nuestro país han lanzado locales con un concepto más informal donde probar sus creaciones a precios más asequibles y en muchos casos en formatos tapa.

En San Lorenzo del Escorial, cerca de su imponente monasterio, el restaurante Montía (Calle Calvario 4) trabaja también sobre esta línea, pero ofreciendo el servicio de un estrella Michelín a precios insuperables. Creado por dos jóvenes cocineros fogueados en alguna de las mejores altas cocinas del país, ofrecen dos menús degustación, uno corto y otro largo al increíble precio de 30 y 40 € por persona. Los menús incluyen tres aperitivos, cuatro platos, una tabla de quesos y un postre, a los que se añaden un plato y un postre más en la opción extendida.

En su pequeño local, cuidado al extremo en su decoración, conviven líneas sencillas de mesas impolutas en blanco y la calidez de una suerte  de madera escandinava salpimentada por detalles rústicos en suelos y techos. Su propuesta gastronómica entronca con el concepto de cocina de territorio, que tan de moda han puesto el restaurante Noma en Coppenhague  y otros como Quique Dacosta en Denia. Productos y elaboraciones de la sierra madrileña, desde un excelso pan y mantequilla inicial, hasta una cerveza artesanal o su excelente tabla de quesos. Como el menú cambia todas las semanas es difícil aconsejar algo en particular. Hemos probado maravillosos tigres cuya concha se come, excepcionales bocados de oreja, insuperables por cremosos revueltos de huevo de oca, intensísimas cuajadas caseras  con helados de hierbabuena y migas de polen. Tienen un gran gusto por el tratamiento de encurtidos y por ensaladas ligeras y llenas de sabor, así como por guisos de toda la vida revisitados.

En el restaurante Montía ofrecen además la posibilidad de maridar sus menús por diez Euros más, con vinos muy cuidados en su selección que destacan muy por encima de la clásica oferta de Riberas y riojas, tan propia en la zona.