EventosGeneral

Museo de la Moto de Barcelona

dibujo moto

El Museo de la Moto de Barcelona ofrece, a parte de su exposición permanente, una exposición temporal llamada Motos únicas y singulares, con curiosas piezas de ingeniería y diseño.

En 1867, poco después de la Guerra de Secesión que devastó su país, el estadounidense Sylvester Howard Roper (1823-1896), inventó un motor de vapor cuyo combustible era el carbón, que, aplicado a una bicicleta, constituyó la abuela de las motocicletas. Sin embargo, se considera comunmente que la primera motocicleta de la historia la diseñaron los alemanes Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, instalando en 1885 el motor de gasolina que Nikolaus Otto había inventado en 1876 y que se convertiría, con ligeras modificaciones, en el motor de gasolina que utilizamos hoy en día. Esa primera motocicleta poseía 4 ruedas de madera, desarrollaba 0,5 caballos de potencia y tenía una vertiginosa velocidad máxima de 18 km/h, muy lejos de la moderna Dodge Tomahawk, capaz de llegar a los 423 km/h.

Desde su invención, la motocicleta ha sido un banco de pruebas para ingenieros y diseñadores. Si la exposición permanente ya nos presenta joyas de las fábricas catalanas de motocicletas, como Derbi, Bultaco, Montesa, o incluso una Lutetia del año 1928, la exposición temporal, Motos únicas y singulares, nos trae una veintena de motocicletas de todas las épocas con diseños espectaculares o curiosos, 12 de las cuales son prototipos únicos en el mundo, como una Harley Davidson Panafina de 1956, la Derbi 4 Tiempos de 392cc de 1954, la Bultaco Cazarrecords de 1960, o el moderno prototipo fabricado en 2013, con 750cc, la Vendetta.

Realmente una oportunidad para los amantes del motor en general, y los amantes de las motos en general, para disfrutar de una interesante exposición. Está abierto de 10:00-14:00 y de 16:00-20:00 de martes a sábado, y los domingos de 10:00-14:00. La entrada tiene un precio de 6€, aunque podemos comprar, por un euro más, una entrada para los otros dos museos de la moto de Cataluña, en Bassella y Canillo.