Música y Teatro

No Doubt Revival

Va a ser verdad eso de que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Los artistas que triunfaron en los noventa vuelven, y lo hacen con más fuerza que nunca. Hace poco estrenaba disco Robbie Williams y ahora lo hacen los No Doubt. Push and Shove es el primer disco de la banda desde su separación en 2001 y sigue conservando ese inconfundible pop-ska de garaje.

Parece que el tiempo no ha pasado. Su vocalista, Gwen Stefani, sigue manteniendo ese aire de veinteañera rebelde, algo envidiable a sus 43 años. Sin embargo, ella reconoce que ha cambiado, sobre todo por su maternidad. Desde la separación de la banda, la cantante fue la única que continuó su carrera musical. Sin embargo, ella no lo considera como algo serio, sólo una época en la que se lo pasó bien, sin más. Desde el 2008, Stefani había abandonado la música para dedicarse a su faceta como diseñadora y, sobre todo a su tarea de madre.

La banda californiana se formó en 1986, pero no fue hasta 1995 con su disco Tragic Kingdom y con su sencillo Don’t Speak cuando alcanzaron la fama mundial. La canción hablaba de la ruptura entre Gwen y Kanal, otro componente de la banda. Una historia de amor adolescente, de sentimientos rotos, que se convirtió en todo un himno de la época.

Evidentemente, la vida de todos los componentes ha cambiado mucho, así como la industria musical. Pero a pesar de eso, el cuarteto sigue conservando ese aire sencillo, de pandilla adolescente que se conoce desde siempre y que sigue haciendo la música que más le gusta.